Día Mundial Contra el Dolor

Día Mundial Contra el Dolor

17 de Octubre, Día Mundial Contra el Dolor.

Día Mundial contra el Dolor. Si tuviera que elegir yo el nombre para este día mundial, la verdad es que no sé, cómo lo denominaría.

Pero creo que, sería algo así como: Día Mundial del Paciente que Vive con Dolor Crónico.

Sí, considero que se ajusta más a la realidad, dado que ese día, el 17 de octubre, no luchamos contra él, no; nada más lejos.

Lo que intentamos es visibilizar lo que supone vivir así.

Da igual, la patología que lo causó, ya que el Dolor Crónico, llega a convertirse en una enfermedad en si mismo. De manera que, en mi caso, por ejemplo, yo tengo Fibromialgia, pero también tengo otra enfermedad llamada Dolor Crónico.

No lucho contra el Dolor

Creo que lo he dicho varias veces, yo no lucho contra él, ni contra la fibromialgia; no, no lo hago.

Y si lo hiciera, si me pasara el día haciendo cosas para acabar con ellos, acabaría agotada, extenuada; y sinceramente, no se merecen tanto esfuerzo, porque los dos tiene algo en común, un apellido en común que lo dice todo: Crónico.

Ambos son enfermedades crónicas, de manera que con intentar controlarlas ya tengo bastante, aunque seamos sinceros, pocas veces lo consigo.

En cambio, por lo que lucho cada día, sin descanso, es por disfrutar, por vivir, por ser feliz.

Ser FELIZ.

No debería ser complicado, tengo a mi hija, a mi pareja, a mi madre, también tengo amigos; un trabajo que me gusta, planes de futuro. En definitiva, una vida normal.

Vaya, he dicho normal.

Dolor Crónico y normal, dos palabras que no pueden ir en la misma frase, por varios motivos.

En primer lugar, porque después de 17 años conviviendo con el dolor, mi vida es de todo menos normal, mi vida es, como yo digo, «mi vida normal», claro que como ya he contado, es así, porque es mi vida, y para mí, ya se ha convertido en habitual, llevar un ritmo más lento, tener que descansar más que el resto, acudir al médico en innumerables ocasiones.

En segundo lugar, y no menos importante, porque no debería ser normal vivir con Dolor Crónico; acostumbrarse a él y verlo como un matiz más de mi personalidad, como una característica mía.

Sufrir esta tortura, no debería ser normal para nadie, nunca.

Podría seguir añadiendo motivos, pero creo que esos son los más importantes. Ni mi vida, ni vivir con dolor son normales.

Pero es mi realidad, la mía y la de los más de 8 millones de españoles con los que comparto esta característica, vivir con dolor crónico.

Volvamos a la Felicidad

Como decía, lucho por ser feliz.

Y creedme si os digo que lo consigo.

Sí, así es, soy feliz.

Vivir con Dolor Crónico

A pesar de todo, o quizás, gracias a todo. La Fibromialgia me ha enseñado muchas cosas en todos estos años; entre ellas, el aprender a centrarme en lo importante, en las cosas que me gustan, con las que disfruto, las que me hacen sonreír.

Quizás yo sea la oveja negra, la que ha aprendido algo, la que ha sacado algo positivo del infierno que supone vivir con Dolor Crónico, pero es que es la verdad.

Sin duda alguna, también admito que, me ha robado mucho, por supuesto, no lo voy a negar.Aunque como siempre yo elijo centrarme en lo positivo.

Y no mirar atrás.

No mirar atrás

Es duro, lo sé.

No mirar atrás.

A lo perdido.

Cuando vives con Dolor Crónico, incluso cuando te diagnostican la enfermedad, de la que en un principio fue síntoma; nadie te avisa de que lo va a inundar todo.

Nadie te dice que te vas a enfrentar a un sinfín de limitaciones, de pérdidas, para las que necesitarás un constante ejercicio de aceptación y adaptación.

Llevo 17 años viviendo con Dolor Crónico, el número de veces que he tenido que adaptarme (he escrito alguna vez sobre ello) y aceptar un nuevo reto, una nueva limitación, es muy alto, y lo peor, quizás sea, que aún quedan muchas por venir.

Por eso me resisto a mirar atrás y pensar con añoranza en el pasado, simplemente, es pasado, y no lo puedo cambiar.

Lo único que consigo es sentirme mal por no ser la que era.

No, no estoy dispuesta a causarme más daño, del que el dolor me provoca.

Era una persona, sí, joven, con energía y fuerza suficiente para trabajar en 3 sitios a la vez, de lunes a lunes, sin descanso; tenía una gran memoria, estudiaba, leía, recordaba…

En cambio ahora.

Ahora no recuerdo ni el título del libro que estoy leyendo.

Aún así, pese a todo, repito.

Soy feliz.

Me gusta la persona en la que me he convertido, más allá del dolor, de mis limitaciones, soy una persona, una mujer, de la que me siento orgullosa.

Pero volvamos, octubre «mes del dolor»

Esa frase ya me duele.

Octubre, mes del dolor.

En un intento por hacer ruido más allá del día 17, por aspirar a que la sociedad conozca la realidad de los pacientes. Ampliamos a todo el mes el trabajo de dar visibilidad, de dar a conocer nuestra realidad.

Sinceramente, es una tarea titánica.

Como ya comenté en una entrada anterior, (sobre el evento «No hay dolor»), la Sociedad Española del Dolor, SED; presentó un estudio «El Dolor Crónico en España: Escucha Digital».

En este estudio se describe la conversación que entorno al dolor, hay en twitter.

El Dolor Crónico en España
Sociedad Española del Dolor
El Dolor Crónico en España.
Sociedad Española del Dolor.

Y podemos comprobar que, de los más de 8 millones de personas, que en España vivimos con Dolor Crónico, tan sólo un 1´4% está presente en Twitter.

Somos pocos, muy pocos, es cierto.

Y triste.

Pero hemos trabajado mucho para conseguir alzar la voz, para lograr que en Twitter se hablara de dolor; de pacientes.

De realidad.

Cuando digo hemos, evidentemente no me refiero a ese 1´4%, ni mucho menos, me refiero a los #pacientesquecuentan, a mis compañeras de fibromialgia.

Hemos hecho un gran esfuerzo, para conseguir que durante todo el mes de octubre se hable de Dolor Crónico.

El Dolor Crónico en España
El Dolor Crónico en España.
Sociedad Española del Dolor.

Vuelve #HoyTambién

Al igual que el pasado mes de Mayo, puse en marcha la iniciativa #HoyTambién, dedicada a recordar, que más allá de los días mundiales, a nosotros nos duele, siempre, a cada momento.

Y fue en Mayo, porque el día 12 se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia.

Como ya conté, hice un gran trabajo, para intentar teñir de lila las redes, con el fin de que, la sociedad, (o esa pequeña parte a la que yo llego a través de mis redes sociales), se concienciara de que, la fibro nos duele siempre, cada día.

Con el Día Mundial Contra el Dolor, el propósito era el mismo.

Concienciar.

Entre todos lo conseguimos, hacer ruido, mucho ruido. El día 17 fue impresionante.

Me resultaba imposible seguir el ritmo de las publicaciones con el hashtag #DíaMundialcontraelDolor.

Éramos muchas personas, pacientes, profesionales sanitarios, familiares, hablando sobre un tema que de uno u otro modo, nos afecta a todos.

Se lanzaron miles de tuits, y miles fueron también los participantes con los que se logró un alcance estimado de más de 50 millones de personas.

Unas cifras que asustan.

Pero sobre el 17 de octubre, y en general sobre todo el mes, os hablaré en otra entrada, en la que contaré cómo lo hemos vivido, en la #Fibropeñita, y es que mis chicas, merecen una entrada, sólo para ellas.

Una entrada y todo un blog, sin duda, puesto que son un grupo de grandes mujeres, muy distintas, pero iguales, unidas por el dolor y por un estrecho lazo de cariño, compañerismo, amistad.

Proyectos….

Aún no ha acabado el mes de octubre, y ya tengo en mente varios proyectos, unos para iniciar, y otros para retomar y mejorar

Pero cada cosa a su tiempo, de momento vamos a acabar el mes hablando de Dolor.

Como podéis comprobar sigo y seguiré #SiempreAdelante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *