Fibromialgia: Cómo escribir un post y no morir en el intento, o cómo cuento mi vida con la enfermedad.

Vivir con Fibromialgia. Danzando en el Teclado.

Mi blog Danzando, en el que hablo de mi Fibromialgia; surgió un día, porque alguien me dijo, ¿y si escribes un blog?.

Y ahí me quedé yo pensando, dándole vueltas.

Es cierto que llevo toda la vida escribiendo, con mayor o menor asiduidad, pero lo hago desde niña. Lo triste, que no conservo nada, nada en absoluto.

De niña recuerdo que rompía lo que escribía por miedo a que alguien lo encontrara y se riera de mí; sí, así de segura era yo.

Pero seguí escribiendo, poemas de amor adolescente, mis sueños e ilusiones. Cuando nació mi hija, empecé a escribirle una especie de diario, en el que le hablaba de la familia, para que cuando fuera mayor, conociera a los que ya no estaban, y supiera más de su familia.

Pasaban los años y yo seguía plasmando en papel mi historia.

Hasta que la propuesta que me hicieron de escribir un blog, se instaló en mi cabeza. Le dí vueltas y más vueltas.

Por un lado era abrir mi intimidad a todo aquel que quisiera leerme, y por otro abrirme también a las críticas, a los comentarios.

Pero lo hice, me lance, me dije, “adelante Maite, vamos, SiempreAdelante”.

Pensé un nombre, y sin tener la más mínima idea de cómo llevar un blog, creé Danzando en el Teclado.

Me lancé y empecé a escribir.

A lo loco, sin saber que existía el posicionamiento SEO, sin tener ni idea de como componer una entrada, para que fuera de fácil lectura, empecé el blog.

Primero con Blogger, fácil, sencillo e intuitivo, para más tarde, creyéndome una experta, migrar a WordPress. Con ayuda evidentemente, yo sola nunca lo habría conseguido.

Escribir por escribir, mola, es una forma de terapia.

Al menos a mí, me ayuda. Me ayuda contar lo que pasa por mi cabeza, ya sean crisis de Dolor Crónico, de Fibromialgia; pensamientos, o un viaje.

Contar cómo vivo mi día a día con la enfermedad me ayuda a normalizarlo, y me refuerza en mi #SiempreAdelante, en pensar que lo estoy haciendo bien.

Y es que cuando veo plasmados en la pantalla mis miedos, dudas, experiencias, mis crisis; consigo verlas de otra manera, desde otro punto de vista, y me es más sencillo superarlas.

Así, poco a poco, empecé a crear entradas, a compartirlas en las Redes Sociales. Y para mi sorpresa, empecé a recibir mensajes positivos, de agradecimiento.

Mensajes de pacientes que me contaban cómo mis experiencias les estaban ayudando a superar la enfermedad, las limitaciones que la Fibromialgia conlleva.

Mejorando el blog.

El crecimiento del blog, la gran cantidad de mensajes recibidos, me llevó a plantearme cómo podría mejorar mis entradas, darles más calidad a mis post; para, por un lado, conseguir mejorar mi ayuda, y por otro, llegar a más personas relacionadas de uno u otro modo, con la Fibromialgia y el Dolor Crónico.

Los que ya me conocéis, sabéis que soy atrevida, lanzada, así que mi preocupación por mejorar, me sirvió de punto de apoyo para leer, para informarme sobre la mejor manera de conseguirlo.

De nuevo, no lo hice sola, seguía contando con el apoyo de grandes profesionales a los que quiero y aprecio.

Me lancé, empecé a investigar sobre el Posicionamiento SEO, sobre el pluggin de wordpress, Yoast SEO. Me encontré cientos, miles, diría que hasta millones de páginas al respecto; así como de vídeos en Youtube.

¿Por donde empezar? complicado, complicado para alguien como yo, carente de paciencia para estas cosas de la tecnología.

Me guié por algunas recomendaciones, pero también, ¿y por qué no decirlo? por mi propia y lunática intuición. De esta manera, seleccioné a los que tenían un nombre, un título, una imagen, a mi entender curioso, a los que no se enrollaran demasiado, a los que me presentaran ideas concretas, tipo, “7 claves para mejorar tu seo”, o “posiciona tu blog en 10 pasos”.

Y leí, y vi horas de vídeos, y fui probando pequeños trucos, y poco a poco he aprendido bastante.

Por supuesto que sigo siendo una principiante, una mera aficionada, cuyo blog aún no indexa correctamente; pero voy avanzando, voy mejorando.

Organización, organización y organización, las claves.

No voy a hablaros del algoritmo de Google para indexar, ni de cómo llevar vuestro blog a la primera página del buscador, porque, sinceramente, no tengo ni idea.

Pero sí voy a intentar ayudaros a que vuestro blog sea más fácil de seguir, de leer.

Que la experiencia del lector sea lo más agradable posible, para conseguir así su fidelización.

Y para ello es necesario organizarse, programarse.

Ya sé, que cuando vives con Fibromialgia, con Dolor Crónico, la organización adquiere otro sentido, puesto que no puedes saber cuándo estarás bien, cuándo podrás tener la mente y el cuerpo en condiciones óptimas para escribir.

Pero quizás una programación a largo plazo, por ejemplo, plantearte un tema al mes, sea algo asequible, asumible, aún en nuestro estado.

Organizarte, planificarte, también te puede servir para saber los temas tratados, sobre lo que ya has escrito, y evitar así repetir ideas demasiado a menudo.

Yo utilizo esta plantilla, es sencilla, aquí os pongo mi trabajo del mes de marzo. No siempre planifico las cosas, porque a veces me surgen ideas y las plasmo en el ordenador en el momento; pero otras sí las apunto para más adelante.

Plantilla de trabajo. Mi mes de Marzo
Plantilla de Trabajo, Marzo.

Como podéis ver, además de que me gusta el rosa, tengo muchas ideas, muchos borradores, que quizás nunca vean la luz, pero son ideas, pensamientos que pasan por mi cabeza, y que considero importantes desarrollar.

Pese a todo, muchos quedan en el olvido, porque no ha llegado su día.

Más organización, fotos, documentación…

Sí, porque no se trata, como ya os he dicho, de ponernos a escribir a lo loco; no.

También hay que preparar las fotos que acompañarán al texto, ya sean creaciones tuyas, o fotos cogidas de internet, (con permiso del autor, claro).

A este respecto, ya os contaré detalladamente las aplicaciones que he utilizado en todo este tiempo, para crear mis ya, famosas fotos, (llamarlas infografías me sigue sonando presuntuoso), de tonos, casi siempre rosa/lila, y bonitas caligrafías.

Para escribir algunos post, también es necesario, buscar información; asegurarnos que los datos que ofrecemos, son fiables, y contrastados. No olvidemos que en su mayoría nos leerán pacientes, con nuestra patología o sin ella.

No podemos arriesgarnos a lanzar alegremente hipótesis y recomendaciones, sin tener base científica, teórica. Lo que pretendemos con el blog es ayudar a otros en nuestra misma o similar situación.

Por eso repito, documentarse correctamente es muy importante.

Pacientes que Cuentan

¿Que por qué hablo ahora de Pacientes que Cuentan?

Muy sencillo, ahí estamos algunos de los pacientes que escribimos un blog, ahí podrás encontrar nuestras experiencias, información, vivencias, sobre distintas patologías.

Y ahí, en nuestra página, podrás tu también compartir tus experiencias, tus pensamientos.

Podrás gritarle al mundo que no es justo, que es muy duro vivir con Dolor Crónico.

Anímate, escribe, o ponte en contacto con nosotros, y podremos ayudarte.

También nos encontrarás en Facebook, en el Grupo de Pacientes que Cuentan.

Yo seguiré escribiendo aquí, en mi rincón, que por supuesto, también es tuyo; y te invito, te abro la puerta para que escribas, para que publiques aquí lo que te apetezca. Eres bienvenido.

Te animo a seguir, a escribir. Te animo a seguir #SiempreAdelante.

Sácalo fuera de ti, cuéntalo, escríbelo, píntalo.
Sácalo fuera de ti.

Deja un comentario