Mañana es el #DíaMundialContraelDolor

17 de Octubre, Día Mundial del Dolor

Mañana 17 de octubre es el #DiaMundialDolor, #DíaMundialContraelDolor, y ya adelanto que será un día duro, complicado.

     Sí, porque yo soy así, me gusta hacer las cosas bien, de manera que me estreso, me agobio, y todo esto, y de modo muy irónico por ser el día que es, me produce más dolor.

      Qué tontería, ¿no?, pero mira, así soy yo.

      Y es que para un paciente con Fibromialgia, con Dolor Crónico, cualquier alteración de su rutina, de su ritmo, se traduce en más dolor, más cansancio, más problemas cognitivos.

      Claro que también depende evidentemente, de cómo afrontes esta fecha, hay quién aún sufriendo dolor, no conoce esta celebración, o sencillamente no le interesa.

Así he sido yo durante años, y no era porque no hubiera aceptado la enfermedad, ni porque no me doliera, simplemente, no iba conmigo. Porque siempre he sido muy independiente, porque nunca me han gustado las asociaciones, porque nunca he hablado de mi dolor; no me interesaba, pero ni el Día Mundial del Dolor, ni el Día Mundial de la Fibromialgia, porque pensaba, si no hay solución, si nadie puede hacer nada por mí, para qué prestar atención, para qué perder el tiempo.

      Y claro, ahora os preguntaréis, ¿qué ha pasado este año?, pues que no me siento sola, no siento que soy la única persona del mundo con fibromialgia, con dolor, no me siento aislada del resto de pacientes, del resto del mundo.

Tardé años en aceptar la fibromialgia, en aprender a adaptarme a mi nueva realidad, a mi nuevo ritmo, y he tardado más años aún en aceptarme yo, en quererme, y tratarme correctamente. He tardado muchos años en “renacer”, en rehacerme de nuevo, más sólida, más fuerte, más segura. Y por fin soy yo, por fin puedo decir que he crecido, madurado, y soy la persona que quiero ser, la mujer que admiro y quiero.

      Y ahora sé, que tengo mucho que aportar, a otros pacientes, a otras personas, enfermas o no. Puesto que si tu no estás bien, difícilmente podrás ayudar a alguien, difícilmente podrás crear algo positivo, realista, algo útil.

      Por eso estoy hoy aquí para decir, para gritar bien alto, que mi camino es seguir SIEMPRE ADELANTE.

Así que mañana repetiré una y mil veces, que el dolor crónico, duele, que nos duele siempre, las 24 horas del día; qué es muy difícil llevar una vida “normal” cuando tu ritmo lo marca el dolor; qué necesitamos más empatia y humanidad por parte del personal sanitario; qué queremos que nos crean, que entiendan nuestro dolor; qué queremos soluciones en forma de tratamientos, porque para nosotros es vital rebajar el nivel de dolor; qué …….. 

       Repetiré tantas cosas mañana, que seguro acabaréis hartos de mí, pero de corazón os pido, que por un día me permitáis gritar para hacernos visibles. 

Porque nos duele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *